Pizza de rúcula y tomates cherry: receta fácil de pizza

La rúcula para pizza, tomates cherry y virutas de parmesano es una variante de la clásica pizza integlia .

Es absolutamente una de mis pizzas favoritas y por eso no pude evitar revelar todos los trucos para tenerla suave y ligeramente crujiente, ligera y digerible como las mejores pizzerías.

La receta de la masa de la pizza es la de hojas largas de Bonci, pero esta vez usé no sólo la harina sino también la sémola molida que le da un sabor más rústico y un bonito color dorado.

La masa es muy fácil, se hace con una cuchara, luego se deja subir o mejor “madurar” en el refrigerador durante unas 20-24 horas.

El relleno está compuesto de tomates cherry, recomiendo usar dátiles y provolone… y una vez fuera del horno se enriquece con rúcula, queso parmesano y un chorrito de aceite OVE

Pruébala ahora y harás en casa una pizza de tomates cherry y copos de queso parmesano a la perfección.

Imprimir RecetaPizza con rúcula, tomates cherry y virutas de parmesanoLa receta para hacer una excelente pizza con rúcula, tomates cherry y virutas de parmesano, con un poco de levadura, bien cocida y ligeramente crujiente, ligera como la de las mejores pizzerías.

  • 1 bandeja de horno grande 30×40 cm

Ingredientes

  • 300g harina 0 (fuerte, W 270W a 350W)
  • 200g semola de trigo duro molido
  • 3g de levadura de cerveza fresca o máximo 2g de levadura de cerveza seca tipo Master Baker
  • 10 g sal
  • 1a azúcar satinada
  • 400ml de temperatura ambiente
  • 2 cucharas de aceite de oliva
  • el trigo duro muele la sémola para convertirla en harina q.b.

Para sazonar

  • 350/400g dipomodoridatterini o cereza
  • aceite de oliva extra virgen
  • sal
  • albahaca
  • 300g de mozzarella fior di latte diprovolao (mejor si el día anterior, bien seco)
  • copos de queso parmesano.
  • rucolaq.b.

Preparación

  • Poner la harina y la sémola en un bol grande con la levadura de cerveza seca y el azúcar, verter el agua y remover con una cuchara. (Si usas levadura de cerveza fresca, disuélvela en un poco de agua tomada del total). Hacia el final agregue la sal y el aceite, revolviendo siempre con una cuchara. Tendrá una masa muy suave, grumosa y pegajosa es normal, déjela reposar unos 10-15 minutos a temperatura ambiente.
  • Darle la vuelta a la masa sobre una tabla de repostería bien enharinada, darle una forma rectangular y proceder a los pliegues: tomar un lado de la masa y doblarla hacia el centro, hacer lo mismo con el lado opuesto y hacer lo mismo con los otros dos lados (ver foto). Redondee la masa y póngala en un bol ligeramente engrasado con aceite, cúbrala bien con una película de calidad alimentaria y póngala en la nevera durante 20-24 horas. Amasar la noche anterior para prepararla para la cena del día siguiente.
  • Al día siguiente, alrededor de las 6 de la tarde, saca la masa de la nevera (no te preocupes si ves que no tiene mucha levadura porque en la nevera la masa madura lentamente, además tiende a ensancharse sobre todo si la pones en un bol grande) mantenla a temperatura ambiente durante unas 2 horas siempre tapada. (si quieres hacer 2 pizzas individuales lee las notas). Preparar el relleno: cortar los tomates y aplastarlos ligeramente en un bol y dejar que el jugo caiga en él, sazonar con aceite y sal. Añade unas cuantas hojas de albahaca y remueve. Corta la provola en pequeños trozos. Engrasar ligeramente un molde con aceite y espolvorear con un poco de sémola (esto hará que la pizza se desprenda del molde sin ningún problema).
  • Voltea la masa en el medio de la sartén. Extienda la pizza en el molde de hornear espolvoreando ligeramente la parte superior de la masa y las manos con un poco de sémola tratando de no romper las burbujas que se han formado. Sazona la pizza con parte de la provola, los tomates cherry con su condimento. Deje que la pizza descanse a temperatura ambiente hasta que el horno alcance la temperatura. Precaliente el horno a 250° estáticos. Hornee durante unos 10 minutos en el estante inferior del horno y luego otros 10 minutos en el central. Poner la mozzarella en los últimos 2 minutos de cocción. Sacar del horno, añadir el cohete, las virutas de parmesano y servir… ¡¡No podrás prescindir de ello nunca más!!

Notas

  • Para una buena pizza de larga maduración es muy importante usar una harina muy rica en proteínas y fuerte. La potencia debe estar entre 270W y 350W. Si no encuentras una buena harina 0 para la pizza de alto W puedes usar 200 g de harina 00 y 200 g de harina de Manitoba. Normalmente utilizo harina 0 de Coop. También puedes hacer una mezcla entre la harina tipo 1 y la harina 0.
  • Si quieres hacerlo durante el día sin hacer una larga levadura en la nevera, sólo usa un máximo de 10 g de levadura fresca o 3 g de levadura seca y no hagas la larga levadura en la nevera.
  • Normalmente hago la masa la noche antes de la cena alrededor de las 7pm y la saco del refrigerador al día siguiente alrededor de las 6pm.
  • Si desea hacer 2 pizzas individuales con un diámetro máximo de 33 cm, proceda de la siguiente manera: Después de la lenta “maduración” en la nevera, cuando reanude la masa alrededor de las 6 de la tarde, divídala en 2 trozos sobre una tabla de pasta enharinada con sémola, cubra el pan con una campana o con un paño húmedo y manténgalo a temperatura ambiente durante unas 2 horas. Desenrolle un ladrillo a la vez sobre la tabla de pasta de sémola enharinada, empezando por los bordes hacia el centro, sin romper las burbujas que se formarán. Cuando haya alcanzado el tamaño de la sartén con movimientos firmes pero delicados, pasarla a una sartén previamente aceitada y espolvoreada con un poco de sémola, sazonada con la salsa de tomate previamente preparada. Proceda de la misma manera con la otra sartén, deje que las pizzas cubiertas descansen hasta que el horno alcance la temperatura.